D. Abdón Sánchez-Herrero (1851-1904)


Catedrático de Patología Médica y precursor del hipnotismo y la psico-terapia



ABDÓN SÁNCHEZ-HERRERO Y SU FAMILIA

Ahora voy a hacer una reseña sobre los tres hijos de mi abuelo ABDÓN:

De su primera mujer, Rafaela Margarita Hernández; uno: Abdón Guillermo Pedro, nacido en Cuba el 13-1-1875, como en otra parte de este libro se indica y murió en Madrid, de coma diabético, el 20 de noviembre de 1934, a los 59 años de edad. Fue médico segundo y primero de la Beneficencia Municipal, y realizó su trabajo en la Casa de Socorro, sucursal de Buenavista.

Cuando murió Abdón, padre, Abdón Guillermo tenía 29 años.

El tío Guillermo, como yo lo conocí y llamaba en mi infancia, era un “tío raro”. Cuando con su esposa Paquita venía de visita a nuestra casa de la calle Gaztambide, se encerraba en el despacho de mi otro abuelo (Ricardo) para leer artículos del Diccionario Espasa que allí se encontraba. Se pasaba leyendo durante toda la visita, teniéndole que avisar cuando la misma había terminado.

Vivió en la calle Claudio Coello, 102 (noviembre 1918), y estaba casado con Francisca de Don Pedro y Rojas, ella en segundas nupcias. Francisca nació en Madrid, el 18 de septiembre de 1872.

Residió también en la calle Don Ramón de la Cruz nº 69 – 1º D (Distrito de Buenavista) con su mujer y con Nieves Romanillos de Don Pedro, hija del primer matrimonio de Francisca.

Abdón Guillermo también ayudaba a su padre en el Sanatorio del Pilar, aludido anteriormente, y fue director del mismo.

No tuvo descendencia.

He averiguado que Abdón Guillermo escribió los siguientes libros:

  1. “Las vesanias primitivas”, Madrid 1899.
  1. “El Ser sublime” (Resumen de las conferencias de vulgarización teológica, dadas en el Centro Platón de Madrid 1920/1925)
  1. “Nuestra vida extra-carnal”, Madrid 1926.

En este último libro consta que era ex - alumno interno del Hospital Clínico y Médico primero por oposición, de la Beneficencia Municipal de Madrid y también aparece la siguiente

DEDICATORIA

“A mi padre el Dr. Abdón Sánchez Herrero. Antiguo catedrático de Patología y Clínica médicas de la Universidad de Madrid”.

“Me enseñaste primero la adoración sincera a un Ser sublime creador, conservador y transformador del Universo; principio y destino de todos sus hijos. Más tarde aprendí, con tu ejemplo, que investigar es adorar, porque la negra ignorancia, causa de todo mal, sólo se destruye con el santo trabajo propio. Entreviste en el Espiritismo (Psicología trascendente) leyes ignoradas, y me recomendaste su estudio teórico y práctico.

Al pensar en que te debo algo que vale más que el oro, la posesión perpetua de la verdad, mi cariño hacia ti aumenta.

Acepta este humilde libro, en el que voy a poner toda mi voluntad – acción, y desde aquí te envío con mi pensamiento, la frase de la heroína de Galdós:
“Maestro, gracias”.

Del segundo matrimonio con Flora Sainz de Llano:

  1. EMMA FLORA INÉS ISIDRA MARIA DEL CARMEN BENITA.

Nació en Madrid, calle Alcalá nº 36, piso principal izquierda, a las 8 horas de la mañana del día 6 de mayo de 1894. Así que cuando murió su padre ABDÓN tenía 19 años.

Se casó el 6 de mayo de 1915 con José María Rovira Burgada, abogado, nacido en Barcelona el 17 de noviembre de 1895.

Mi tía Emma se casó, pues, el mismo día que cumplía 21 años. El novio tenía 19.
Emma falleció el 9 de agosto de 1940, a los 46 años.

Su marido, José Mª Rovira, murió en Madrid, el 3 de julio de 1983, a los 87 años.
Tuvieron dos hijos:

  1. Juan José nació el 20 de abril de 1920 (Murió en Torrelodones – Madrid, el 14 de junio de 2007).

 

  1. Asunción nació el 24 de septiembre de 1922.

Respecto a Juan José, hizo la carrera diplomática. Su hoja de servicios, resumida, dice así:

  1. Alumno de la Escuela Diplomática, el 30 de agosto de 1944.

 

  1. Secretario de tercera clase, en comisión de servicio de segunda en el Ministerio el 1 de julio  de 1945.
  1. Agregado de Economía Exterior a la embajada de Londres el 11 de diciembre de 1948. Idem, idem  a la Legación en Dublín, continuando en su destino en Londres el 11 de noviembre de 1949.

 

  1. Jefe de la oficina de la Comisión Delegada del Gobierno para el desarrollo de los convenios suscritos el 26 de septiembre de 1953 con los EE.UU. de América el 22 de noviembre de 1957. (Excedente especial el 30 de igual mes y año).
  1. Consejero de la Embajada (1 de julio de 1961) continuando en la situación de excedente especial y cargo de Jefe de la oficina de la comisión delegada del Gobierno para el desarrollo de los convenios con Norteamérica, el 26 de octubre de 1961.

 

  1. Embajador en Damasco el 18 de marzo de 1964.
  1. Embajador en Ottawa (Canadá) el 29 de octubre de 1969.

 

  1. Director de la Escuela Diplomática el 26 de julio de 1973.
  1. Subsecretario de Asuntos Exteriores el 25 de enero de 1974.

 

  1. Embajador extraordinario en Misión Especial para representar a España en las honras fúnebres del Excmo. Sr. Franz Jonas, Presidente de la República de Austria el 25 de abril de 1974.
  1. Embajador en los EE.UU. de América el 8 de octubre de 1976.

Condecoraciones: 

-   Gran Cruz (19-12-1975) y Caballero (18-7-    de la orden de Isabel la Católica.
-  Gran Cruz (1-4-1961) y Comendador (17-7-1953) de la Orden del   Mérito Civil.

  1. Gran Cruz de la Orden del Mérito Militar con distintivo blanco.

 

  1. Gran Cruz del Mérito Aeronáutico con distintivo blanco.
  1. Gran Cruz de la Orden al Mérito de Siria.

 

  1. Gran Cruz de la Orden Miguel de Larreynaga, de Nicaragua.
  1. Gran Cruz, Placa de plata, de la Orden de Duarte, Sánchez y Mella, de la República Dominicana.

 

Licenciado en Derecho – Orden Ministerial, de fecha 3 de octubre de 1961 sobre los especiales méritos obtenidos en el servicio y a los efectos que previene el artículo 17 del Decreto de 25 de mayo de 1961.

 

  1. ROBERTO OCTAVIO MANUEL (mi padre)

 

Nació en Madrid, calle Alcalá nº 36, piso principal izquierda a las diez y media de la noche del 2 de febrero de 1897. Así que cuando murió su padre, tenía 7 años.

Mi padre murió el 5 de junio de 1971, a los 74 años de edad en el Hospital Alonso Vega, Km 13,800 de la carretera a Colmenar Viejo (Madrid).

El título de médico, que está colgado en una de las paredes de mi despacho, dice así:

“S.M. el Rey Don Alfonso XIII,  y en su nombre el Ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes, considerando que, conforme a las disposiciones y circunstancias prevenidas por la actual legislación, D. Roberto Sánchez-Herrero y Sainz, natural de Madrid, de era de 22 años, ha hecho constar su suficiencia en la Universidad de Madrid, expido el presente

Título de Licenciado en Medicina y Cirugía

que autoriza al interesado para ejercer, con arreglo a las leyes y reglamentos vigentes, la profesión de Médico-Cirujano.

Dado en Madrid, a 25 de Septiembre de 1919.

(Se colegió el 4 de Octubre de 1920, según certificación que poseo del Colegio Oficial de Médicos de la provincia de Madrid)

De la misma pared de mi despacho penden un retrato de MI ABUELO ABDÓN, hecho a carboncillo por mi tío Juan, hermano de mi madre y sendas fotografías dedicadas a mi padre por:

Santiago Ramón y Cajal

“A mi antiguo discípulo Dr. Sánchez-Herrero en testimonio de afecto y como recuerdo a la buena amistad que me unió a su malogrado padre”

S. Ramón y Cajal
  22 Novbre.1932

Gregorio Marañón

“A mi querido amigo y colega R. Sánchez-Herrero, con el homenaje a su apellido y el afecto a su persona”

 

G. Marañón
Mayo 1935

 

Carlos Jiménez Díaz

“A mi querido amigo el Dr. R. Sánchez-Herrero muy cordialmente”

C. Jiménez Díaz

 

 

ROBERTO SANCHEZ-HERRERO Y SÁINZ

Nació en Madrid, calle Alcalá nº 36, piso principal izquierda a las diez y media de la noche del 2 de febrero de 1897. Así que cuando murió su padre, tenía 7 años.

Mi padre murió el 5 de junio de 1971, a los 74 años de edad en el Hospital Alonso Vega, Km 13,800 de la carretera a Colmenar Viejo (Madrid).

El título de médico, que está colgado en una de las paredes de mi despacho, dice así:

“S.M. el Rey Don Alfonso XIII,  y en su nombre el Ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes, considerando que, conforme a las disposiciones y circunstancias prevenidas por la actual legislación, D. Roberto Sánchez-Herrero y Sainz, natural de Madrid, de era de 22 años, ha hecho constar su suficiencia en la Universidad de Madrid, expido el presente

Título de Licenciado en Medicina y Cirugía

que autoriza al interesado para ejercer, con arreglo a las leyes y reglamentos vigentes, la profesión de Médico-Cirujano.

Dado en Madrid, a 25 de Septiembre de 1919.

(Se colegió el 4 de Octubre de 1920, según certificación que poseo del Colegio Oficial de Médicos de la provincia de Madrid)

De la misma pared de mi despacho penden un retrato de MI ABUELO ABDÓN, hecho a carboncillo por mi tío Juan, hermano de mi madre y sendas fotografías dedicadas a mi padre por:

Santiago Ramón y Cajal

“A mi antiguo discípulo Dr. Sánchez-Herrero en testimonio de afecto y como recuerdo a la buena amistad que me unió a su malogrado padre”

S. Ramón y Cajal
  22 Novbre.1932

Gregorio Marañón

“A mi querido amigo y colega R. Sánchez-Herrero, con el homenaje a su apellido y el afecto a su persona”

 

G. Marañón
Mayo 1935

 

Carlos Jiménez Díaz

“A mi querido amigo el Dr. R. Sánchez-Herrero muy cordialmente”

C. Jiménez Díaz

 

Carlitos, como cariñosamente llamaba mi padre, fue compañero suyo en el Bachillerato. Pasados los años fundó la actual Clínica de la Concepción.

Conservo de mi padre algunos documentos, por ejemplo, una carta fechada en Barcelona el 18 de agosto de 1922, que le dirigió el Teniente Coronel del Batallón de Cazadores Barcelona nº 3, con el siguiente texto:

“Mi distinguido Doctor y buen amigo:  como en este Batallón no hemos podido olvida el tiempo que con nosotros permaneció y como bien sabe, antes de su marcha le ofrecimos le enviaríamos un modesto recuerdo en que se hiciera palpable lo satisfechos que quedamos todos de su brillante actuación como médico, así como por sus exquisitas prendas personales, tenemos a verdadero honor (aunque un poco tarde) el enviarle por correo certificado una dedicatoria que aunque en sí nada vale, le hará siempre tener presente el grato recuerdo que en si paso por el Ejército dejó y de que supo Ud. Excederse en el cumplimiento de sus deberes profesionales y militares, teniendo la certeza de que todos cuantos firman en la dedicatoria le tendrán siempre como verdaderos amigos suyos. Reciba nuevamente la estimación de todos nosotros y muy particularmente de su atto. Amigo y afmo. ss.q.e.s.m.”

Y un certificado del Secretario de la Tenencia de Alcaldía del distrito de Buenavista, fecha: 23 de Julio de 1918, sobre la declaración de soldado útil, reemplazo de 1918. Tallado dio la de un metro seiscientos cincuenta m/m perímetro ochenta y tres centímetros.

 

El 21 de noviembre de 1923 se casó en la Iglesia de San Fermín de los Navarros, Paseo de Eduardo Dato, 10, con María Navarro Carrillo. Edad de la novia (mi querida madre): 18 años, y la del novio: 26 años.

También conservo este otro documento y extendido por el Secretario General del Ayuntamiento de la Villa de Córcoles, provincia de Guadalajara.

“Certifico:  Que según los datos que obran en esta Secretaría de mi cargo, resulta que Don Roberto Sánchez-Herrero y Sainz durante el tiempo que ejerció el cargo de médico titular en esta villa en el año 1919 al 1920, asistió  la epidemia gripal (muy a satisfacción de este Ayuntamiento) etc. Córcoles, a 14 de Agosto de 1924”.

Mi padre ejerció la medicina con gran vocación, siendo un trabajador infatigable.

Fue médico de varias sociedades, y en la casa en que vivíamos, sita en la calle Gaztambide, 8, principal derecha, pasaba consulta y recuerdo que muchos días comía a toda prisa porque la sala y pasillos estaban ya repletos de enfermos cuando mi padre llegaba de hacer visitas en la calle.

En el año 1933 ó 1934, después de haber aprobado la especialidad de otorrinolaringología, abrió un consultorio, con la ayuda económica de su hermana Emma. Estaba situado en la calle Andrés Mellado, esquina a la de Meléndez Valdés, y allí trasladó la consulta (cosa que agradecieron la sala y los pasillos de la casa de Gaztambide, y mi madre especialmente). En el consultorio hacía también operaciones de garganta, nariz y oídos, pues había hecho la especialidad de otorrinolaringología, con el famoso doctor Antonio García Tapia, Catedrático de la Facultad de Medicina y Director del Sanatorio Villa Luz.

La guerra civil (1936-1939) le sorprendió en Madrid cuando estaba preparando dos oposiciones; una a médico de prisiones y la otra a médico de la Marina Mercante.

Fue movilizado con la graduación de Capitán del Ejército republicano y marchó al frente.

Luego estuvo destinado en el Botiquín del Ministerio de la Guerra y después se fue a Barcelona, cuando el Gobierno decidió trasladarse a dicha ciudad en vista del desarrollo de la guerra.

Ya por entonces, y por todo lo padecido en campaña, mi pobre padre había contraído una enfermedad incurable, por consecuencia de la cual, por una caída se fracturó un brazo y murió por insuficiencia respiratoria a causa de una bronconeumonía, el 5 de junio de 1971, a los 74 años de edad, como queda dicho anteriormente.

Antes había fallecido mi madre, el 25 de mayo de 1958, a los 53 años.

Fue un gran clínico y, desde luego, tan buen médico como padre.

Además e mis hermanos Octavio y Jaime, a quienes dediqué este libro en su primera edición, nacidos en Madrid, el 13 de febrero de 1926 y 5 de mayo de 1936, respectivamente, tuve otro hermano (Jose Mari), que nació el 5 de septiembre de 1933 y murió el 16 de marzo de 1949, a los 6 años y medio de edad, por una meningitis.

Yo fui el primer hijo que tuvieron mis padres Roberto y María, y vi la luz en la calle Caracas, 13 – Madrid, a las 23,55 horas del 18 de octubre de 1924.